En los primeros meses de vida de su bebé, utilice la trona como sillón y luego para alimentarlo y jugar.